Minuto de Adición

La nueva alternativa en información deportiva.

¡Basta de participar!, es hora de competir

A pocos días del inicio de la fase de grupos de la Copa Libertadores de América, los equipos colombianos ya conocen su camino para luchar por la denominada Gloria Eterna

Fotografía: Staff CONMEBOL

Nuevamente, comienza una nueva edición de la Copa Libertadores, sin embargo, comienzan las preguntas de, ¿qué papel desarrollan en esta ocasión los equipos colombianos?, ya que desde el 2018 no se ha logrado avanzar de la fase de grupos de dicho torneo, con la actuación de Atlético Nacional, que fue eliminado por Atlético Tucumán, y parece que ahora los rivales ven a nuestros equipos como la denominada cenicienta o el equipo comodín de la zona.

Y todas estas declaraciones se vienen demostrando dentro del terreno de juego, donde nuestros equipos no están a la talla del nivel internacional, escuadras de menor nombre con muy poco sacan puntos en nuestro territorio, ya no se observa esa rebeldía, carácter y jerarquía que se necesita para competir en América, parece que nos olvidamos del espíritu del fútbol sudamericano y nos conformamos con participar. Ya no se sale a pasar por encima al rival, y bajo esta consigna hoy por hoy nuestros equipos no meten miedo.

Analizando el panorama de los grupos, sobre el papel la prueba más difícil la enfrentará Independiente Santa Fe, donde comparte grupo con River, máximo favorito, y Fluminense, equipo histórico. Aparentemente la nómina del “león” puede llegar a ser corta con el alto nivel y la doble competencia, pero a su favor, el cuadro “cardenal” mantiene un proceso, el cual ya es hora que muestre avances y jerarquía, siendo este escenario y estos rivales el momento perfecto para hacerlo.

América de Cali comparte grupo con Cerro Porteño y Atlético Mineiro, pero comienza en condición de local, donde es importante sumar de a 3, aún con la incertidumbre de si podrá jugar en el Pascual, pero con la obligación de clasificar a los octavos de final; es el actual bicampeón del torneo y apostar a Copa Sudamericana no sería parte de la mentalidad que debe adquirir el “escarlata” para volver a ser respetado a nivel continental.

En el otro extremo se encuentran Atlético Nacional y Junior, que deben definir su clasificación en esta semana y en condición de local, ambos remontando la serie donde van abajo por un gol; el no clasificar sería un rotundo fracaso de cara deportiva y económica para las 2 instituciones, aunque tienen el premio de consolación de estar en la Sudamericana, la única realidad es que para los equipos grandes su objetivo debe ser competir por la Copa Libertadores de América.   

Datos del Autor

A %d blogueros les gusta esto: