Minuto de Adición

La nueva alternativa en información deportiva.

Deportivo Cali golpea primero y está a 90 minutos de su primera estrella

Deportivo Cali inicia con pie derecho el camino hacia el título, tras vencer por 1 a 4 en Bogotá a las actuales campeonas y más veces ganadoras del fútbol colombiano, Independiente Santa Fe.

Deportivo Cali se manitene invicto en lo que va de la Liga Femenina 2021. / Fotografía: Dimayor.

Independiente Santa Fe llegaba como favorito a la gran final del fútbol profesional colombiano en la rama femenina 2021, pues los números e historia marcan una fuerte tendencia, además de las estrellas, finales y copas jugadas y ganadas que cargan su peso e importancia sobre el papel. Por su parte el Deportivo Cali jugaba su primera final y con el talento, la juventud y la ilusión de ganar su primera estrella fue con todo lo que tenía a Bogotá.

Respecto a ese tema de las localías considero que se cometió una «dimayorada», pues si el factor para definir qué equipo termina de local es el promedio total de puntos, estos deben ser proporcionales a los partidos y no fue así, pues las caleñas jugaron 12 partidos entre torneo regular y finales (36 puntos en juego), de los cuales consiguieron 28, mientras que las capitalinas jugaron 10 (30 puntos en juego), de los cuales obtuvieron 25. Esto en promedios de rendimiento, Deportivo Cali obtuvo un 77,7% y Santa Fe 83,3%. Es claro que los promedios evidencian quién tuvo mejor rendimiento en el total de la competencia y quién merecía ese plus de cerrar la final de local.

El partido de ida, justo o injusto, se juega en Bogotá y la vuelta en el Palmaseca. La gente santafereña cumplió, pese a las adversidades administrativas de Santa Fe, pues lanzar la venta de las boletas a menos de 24 horas antes de la final, no solo es un mal manejo logístico, sino administrativo. Además de la gran especulación acerca del escenario del partido, pues la directiva pensaba llevar una final de fútbol profesional al estadio de Zipaquirá, que es de segunda-tercera categoría. De todas maneras, se cumplió; ya todo estaba listo para el inicio del partido y pese a todo lo mencionado anteriormente, la final era un hecho y lo único importante era jugar y ganar.

El partido lo inicia mejor el Cali no solo en actitud, presión, precisión y juego, sino que montarse en el marcador con un 0 a 2 en los primeros 20 minutos dejaba fría a la hinchada capitalina y al equipo santafereño, que vio como las azucareras arrasaron y se adueñaron del partido contundentemente. Independiente Santa Fe logró descontar y emparejar el partido terminando la primera parte, algo positivo para empatar y remontar el encuentro en la segunda parte. De todas maneras, Cali impuso cómo, cuándo y a qué se debía jugar y desarrollar el partido.

Cuando decidieron irse encima en presión, juego y actitud marcaron dos goles más para sepultar las ilusiones albirrojas dejando 1 a 4 el resultado parcial; cuando quisieron controlar el ritmo del partido le cedieron el balón a las leonas, pero sin ceder espacios, opacando las lúcidas y determinantes actuaciones de Fany Gauto, Ivonne Chacón, Leivis Ramos, entre otras.

Resumir la contundente y amplia victoria de Cali a Manuela Pavi, Linda Caicedo y Sandra Sepúlveda sería injusto, pues el triunfo y marcador reflejado es evidencia de una correcta, fina y perfecta aplicación de un trabajo táctico, físico, mental en el terreno de juego. Este triunfo que deja a un solo paso a las azucareras de su primera estrella es toda del cuerpo técnico, de las jugadores y del gran proyecto deportivo y administrativo para este 2021.

Datos del Autor

A %d blogueros les gusta esto: