Minuto de Adición

La nueva alternativa en información deportiva.

“Los Puros Criollos”, la generación que marcó un estilo

2 años antes del título de la Copa Libertadores, los directivos del cuadro Atlético Nacional toman la decisión de contratar solo jugadores colombianos, eligiendo a Francisco Maturana como el timonel para llevar a ese equipo a marcar un estilo que quedó grabado en los libros de gloria.

Luis Carlos Perea con el trofeo de campeón de la Copa Libertadores.
Fotografía: copalibertadores.com/es

La consagración continental

Tras el segundo lugar en el torneo colombiano de 1988 la escuadra de Maturana consiguió la clasificación a la Copa Libertadores del año siguiente, donde quedaron emparejados con Millonarios, Emelec y Deportivo Quito, los verdes terminaron la fase de grupos en el segundo lugar logrando 7 puntos, producto de 3 empates, 2 victorias y 1 derrota, por detrás de Millonarios que logró 10 puntos quedando como líder de la zona.

En los octavos de final Atlético Nacional eliminó a Racing Club tras un marcador global de 3-2, en cuartos de final, enfrentó nuevamente a Millonarios. El partido de ida fue en Medellín con victoria 1-0. El de vuelta en Bogotá, terminó 1-1 con gol de Jhon Jairo Trellez, esto avivó aún más la rivalidad entre estos dos equipos. En la semifinal tras un empate ante Danubio en Montevideo, los “puros criollos” con un 6-0 en el Atanasio cerraron su pase a la final del torneo.

Los dieciocho penales para gritar campeón.

El 31 de mayo de 1989 el estadio El Campín de Bogotá fue testigo de la gran concentración de hinchas verdes que se desplazaron desde Medellín y varias partes del país debido a que en esos tiempos el Atanasio Girardot no cumplía con los requisitos de aforo exigidos por la CONMEBOL para la definición del certamen continental

Con un autogol de Fidel Miño al minuto 46 y el gol del “Palomo” Usuriaga en el 65, el título se definió en una serie de penales, los cuales, sin duda alguna quedaron marcados en la retina de los espectadores que presenciaron ese histórico momento. Ese día, 18 cobros se patearon en el arco sur de El Campín, donde René Higuita en varias ocasiones se puso la capa de héroe atajando 4, para que al final Leonel Álvarez con una frialdad y tranquilidad cruzara la pelota y le diera a Colombia la primera Copa Libertadores.

Así formó Nacional la noche del 31 de mayo de 1989

René Higuita; Jhon Jairo Carmona, Andrés Escobar, Luis Carlos Perea, Gildardo Gómez; Leonel Álvarez, Alexis García, Jaime de Jesús «Jimmy» Arango, Luis Alfonso «El Bendito» Fajardo, Albeiro «Palomo» Usuriaga y John Jairo «La Turbina» Tréllez.

No todo fueron triunfos para “los puros criollos”

A pesar de haberse coronado como una generación exitosa y emblemática en la historia del fútbol colombiano, también las derrotas fueron protagonistas, una de ellas el 17 de diciembre de 1989, en la Copa Intercontinental contra el A.C Milan. El partido se mantuvo 0-0 hasta el minuto 119, cuando un tiro libre cobrado por Evani acabó con la ilusión de los paisas; además, el equipo terminó tres veces en el segundo lugar del torneo colombiano y perdieron dos finales internacionales la Recopa Sudamericana en 1990 y la Copa Libertadores de 1995. De igual manera, sufrieron una inolvidable goleada ante Cruzeiro en los octavos de final de la Supercopa Sudamericana disputada en 1992 con un marcador de 8-0 en el partido de vuelta.

El proceso creado por Maturana y que después tomó Hernán “El bolillo” Gómez, dio frutos como, la obtención de 7 títulos y duró más de una década marcando el estilo de una generación gloriosa en los años 90 la cual consiguió ir a los mundiales de 1990, 1994 y 1988. René Higuita, Andrés Escobar, Luis Carlos ‘Coroncoro’ Perea, Leonel Álvarez, Alexis García, Alfonso ‘El Bendito’ Fajardo, Albeiro ‘El Palomo’ Usuriaga,John Jairo Tréllez, Víctor Aristizábal,Faustino ‘El Tino’ Asprilla, hacen parte de esta histórica generación que sin duda alguna quedó en los libros de historia.

Con el pasar del tiempo los debates continúan bajo la pregunta ¿qué generación fue la mejor? La liderada por Francisco Maturana que marcó el estilo y para algunos parte de las raíces de la Selección Colombia de los años 90, o el proceso construido entre Santiago Escobar sentando las bases , Juan Carlos Osorio con la construcción y Reinaldo Rueda en el perfeccionamiento, que finalmente se alzó con la gloria continental en el año 2016 con el récord de más puntos conseguidos a lo largo de la competencia.

Datos del Autor

A %d blogueros les gusta esto: