Minuto de Adición

La nueva alternativa en información deportiva.

En un planteamiento táctico brillante de Alexandre Guimarães, Atlético Nacional debuto con un solido 2-0 ante Guaraní en el Defensores del Chaco.

En un planteamiento táctico inteligente de Alexandre Guimarães, Atlético Nacional debutó con un solido 2-0 ante Guaraní en el Defensores del Chaco.

Fotografía: CONMEBOL

Como es habitual, la intriga inicialmente pasó por el once inicial del cual iba a disponer el profesor Guimarães para el retorno de Nacional a la Copa Libertadores de América, donde la sorpresa en esta ocasión fue la inclusión de 3 volantes en la mitad, entre ellos una de las figuras del partido, Sebastián Gómez, que nuevamente fue muy eficaz en sus pases con una precisión del 87%.

En un inicio de partido apretado, con ambos equipos buscando el protagonismo con el balón, el 3 en el medio fue una variante interesante y clave para que la posesión de la pelota fuera del cuadro verde, justo en el momento en que el medio campo logro generar los circuitos, y salir de ese esquema inicial, fue cuando Nacional se hizo con el control del juego, hasta llegar al primer gol de Jarlan Barrera que dio más tranquilidad al verdolaga para jugar en un escenario de transiciones, uno de los aspectos que debe trabajar el equipo de cara a los próximos encuentros.

No solo hay que destacar el trabajo ofensivo, también la defensa se vio muy sólida y ahora se viene una bonita competencia por esos dos puestos que en gran parte de la temporada son ocupados por Olivera y Mosquera, pero con el nivel de Geisson Perea, y el regreso a prácticas de Nicolás Hernández se puede estar tranquilo en esa zona en especial porque habrá que rotar para alivianar cargas físicas en el plantel.

Sin embargo, algo que preocupa es la poca efectividad de los delanteros, tanto Alvez como Duque erraron su opción más clara de cara a la portería donde definieron a los pies del arquero Servio. Pero si entramos a analizar el circuito previo a una de las jugadas anuladas por el asistente, por cierto una acción mal sancionada, la intención a un toque al mejor estilo del «toco y me voy» hace que el hincha se ilusione con disfrutar en algunos tramos de los partidos de ese fútbol que tanto le gusta.

Nuevamente se destaca el inteligente planteo por parte del profe y los interpretes que está eligiendo para ejecutar su idea de juego de la mejor manera, justo en estos momentos donde se acerca una maratón de partidos para Atlético Nacional entre Liga y Copa Libertadores, donde lo espera Junior, Millonarios y el clásico ante Medellín, Guimarães puede estar tranquilo, pero no confiado, ya que aún hay que mejorar en muchas fases para logar los objetivos de la temporada.

Datos del Autor

A %d blogueros les gusta esto: